lunes, 16 de febrero de 2015

Di a dios a tus problemas de espacio, llegaron las camas abatibles.



No tenemos datos que lo corroboren, pero estamos convencidos de que uno de los problemas principales de las viviendas actuales es la falta de espacio. Y es que debido a varios factores (proliferación de las ciudades, cambios en las estructuras familiares, la crisis económica que estamos viviendo desde hace años…) las casas y los pisos son cada vez más pequeños. Es por este motivo que las soluciones para ahorrar metros cuadrados son de las más solicitados en el mercado del mueble.

Camas que aprovechan el espacio

El problema de la escasez de espacio se nota en todas las estancias del hogar, pero hoy queremos darte una solución de lo más práctica para las habitaciones juveniles, ya que los adolescentes necesitan de espacio suficiente para sentirse a gusto en su “refugio”, pudiendo dormir plácidamente, estudiar y hacer los deberes y, por supuesto, poder disfrutar de su tiempo libre. Así, si en la habitación de tu hijo los metros cuadrados brillan por su ausencia, una de las mejores soluciones es que optes por una cama que te ayude a aprovechar los metros cuadrados. Las encontrarás de todo tipo: con cajones, modelos nido, literas, camas tipo tren… Sin embargo, hoy queremos hablarte de uno de los diseños más prácticos para dormitorios pequeños: las camas plegables.

Habitaciones individuales

Sin lugar a dudas, las camas plegables o abatibles son una de las mejores soluciones a la hora de ahorrar metros cuadrados en las habitaciones juveniles pequeñas, ya que durante el día pueden estar recogidas y ocultas, permitiendo que quede un espacio despejado para que los niños o los adolescentes puedan jugar, estudiar o hacer lo que quieran sin sentirse agobiados. Eso sí, si en algún sitio son imprescindibles es en aquellas estancias donde no caben las camas normales. Lo bueno es que estas camas ofrecen la misma comodidad a la hora de dormir que el resto, ya que incorporan un somier y se puede colocar un colchón de calidad.
Además, hay que tener en cuenta que las camas abatibles horizontales, que son las más recomendables, permiten aprovechar el espacio situado sobre la cama. Por ejemplo, en el caso de la cama abatible que puedes ver en la imagen del principio, la superficie superior te servirá como estante para colocar libros, objetos decorativos o lo que te apetezca. Además, te quedará espacio libre para colocar baldas. Hay otros diseños todavía más prácticos, ya que cuentan con armarios o cajones en las zonas superiores, aprovechando aún más la pared.

Habitaciones compartidas

El problema de la falta de espacio en las habitaciones juveniles se multiplica cuando se trata de un dormitorio compartido por dos hermanos. Por suerte, también existen diseños de camas abatibles para estos casos. Puedes ver un ejemplo en el dormitorio juvenil de la siguiente imagen, perfecto para dos hermanas. Y es que la habitación cuenta con dos camas abatibles horizontales que disponen de una superficie para colocar objetos decorativos, lámparas y todo tipo de elementos. Además, cuando las camas están recogidas queda espacio libre para que las jóvenes puedan dedicarse a sus tareas escolares en la mesa de estudio.

Diseños modernos y de calidad

Lo mejor de todo es que en ambos casos (camas abatibles individuales y dobles) se trata de modelos estéticos y modernos, con colores y diseños que encantarán a los más jóvenes de la casa. Además, son funcionales y resistentes. Y es que a diferencia de las camas abatibles que se fabricaban unos años atrás, estas piezas son mucho más cómodas y duraderas.

0 comentarios:

Publicar un comentario